Impulso de la Vía de Circunvalación de La Orotava

La aprobación del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de la Villa de La Orotava supuso un avance muy importante en la articulación de las medidas necesarias destinadas a garantizar la protección de un legado cultural, paisajístico, ambiental, arquitectónico y patrimonial que ha distinguido a nuestra Villa a lo largo del tiempo, y ha llenado de orgullo a tantas y tantas generaciones de villeros y villeras que han sabido perseverar, con verdadera devoción, en el mantenimiento y cuidado del mismo.

El documento definitivo, sometido a debate y votación en el Pleno de este Ayuntamiento, fue defendido y apoyado por el Grupo Municipal Socialista pues, entre otras muchas cosas, no solo cumplía con la exigencia de puesta en marcha de una normativa que entendíamos necesaria para preservar ese importante y frágil legado, sino que, al mismo tiempo, apuntaba una serie de elementos y herramientas de trabajo que, aplicadas en el tiempo, habían de posibilitar espacios y oportunidades de desarrollo importantes para el municipio. Mucho más, cuando se vislumbraban las terribles consecuencias de una crisis económica mundial que iba a exigirnos la implementación de medidas innovadoras encaminadas a redefinir el perfil del modelo de desarrollo municipal, sin renunciar, por un lado, al mantenimiento y preservación de los elementos constitutivos de las esencias básicas de nuestro pasado patrimonial, pero, al mismo tiempo, nos obligaba a tomar decisiones transformadoras importantes sobre lo que queríamos que fuera nuestro futuro inmediato.

Algunos de estos elementos recogidos en dicho Plan Especial son los que tienen que ver con los sistemas de usos; los equipamientos y sistemas generales de espacios libre y sus planes directores; o todos aquellos aspectos ligados a la movilidad, aparcamientos, sistema viario y peatonalización, entre otros.

Centrándonos en esto último, en la Memoria del Plan Especial se deja constancia de las graves dificultades que presenta la estructura viaria del Casco de La Orotava (por el número de vías, por las dificultades del trazado, la longitud inadecuada de las calles para una correcta y eficiente organización del tráfico y la reducida capacidad del conjunto de las calles del Casco, la falta de aparcamientos -tanto públicos como privados-, las pendientes superiores al 20%, etc).

Para el Grupo Municipal Socialista se trata de una cuestión muy importante que, con el paso del tiempo, ha ido cobrando un protagonismo cada vez mayor, ya que del desarrollo del mismo va a depender buena parte de la consecución o no de los objetivos generales planteados en el Plan Especial.

La peatonalización (de la que se ha venido hablando desde el último cuarto del siglo pasado), por ejemplo, se propuso dentro de la “necesaria formación de una conciencia de espacios peatonales” que, aplicada en otros lugares de una manera políticamente decidida, había reportado ya “mejores resultados que la implantación de decisiones radicales que generan numerosa contestación social”. El fin último era que la accesibilidad al casco fuera “a largo plazo principalmente peatonal, llegando desde el exterior al mismo a través del sistema viario del resto de la ciudad hasta los aparcamientos previstos en los bordes del conjunto histórico”. Sin embargo, a día de hoy, poco hemos podido avanzar en este sentido: la tímida propuesta de peatonalización realizada no soportó la mínima oposición social presentada, ni se realizó el esfuerzo político mínimo que pudiera contrarrestarla; la rimbombante propuesta de aparcamientos recogida en el Plan Especial, que llegó a calificarse de estratégica, es llamativa por la ausencia de proyecto alguno que le diera forma; y muy lejano nos parece, a este paso, la puesta en servicio de importantes vías que, de golpe, podrían servir no solo para resolver buena parte de los problemas planteados y brevemente aquí expresados, sino que se podrían convertir en el estímulo necesario para concitar las  energías imprescindibles con las que empezar un proceso imparable que permita afrontar con garantías de éxito un documento que, por lo menos algunos, apoyamos con mucha ilusión.

Dicho de otro modo, o abordamos con decisión aquellas infraestructuras que han de vertebrar el futuro del municipio, o nada de lo recogido en el Plan Especial del Casco será factible a medio, corto y largo plazo. Una de ellas es la construcción de la denominada vía de circunvalación.

En los diferentes Planes Generales de Ordenación o en el Plan Especial del Casco Urbano de 1976, se han barajado diferentes propuestas tendentes a mejorar y hacer más eficiente la movilidad dentro del municipio, incluyendo propuestas de peatonalización, adaptadas a la filosofía que cada época ha dado al Casco. Diferentes mociones se han discutido en el Pleno de este Ayuntamiento con el fin de impulsar una obra de esta envergadura, pero la situación sigue siendo la de la casilla de partida.
Entendemos que ha llegado el momento de concitar el consenso político necesario para reivindicar, una vez más, los recursos necesarios con los que poder hacer frente a un proyecto del que depende buena parte del futuro y la calidad de vida de la ciudadanía.

Por todo ello, elevamos al Pleno de esta Corporación, para su aprobación, si procede, el texto de la siguiente moción:

TEXTO DE LA MOCIÓN

El Ayuntamiento de La Orotava se dirigirá al Gobierno de Canarias con el fin de solicitar la financiación necesaria con la que poder abordar, de forma prioritaria y urgente, las obras de la vía de circunvalación del municipio.

Buscar